¡Otra aventura de Delfi y Chocha, viajando al Amazonas!

Cuento interactivo con Yoga

Delfina tenía muchas ganas de salir de paseo otra vez… y mientas la abrazaba a Chocha le decía: ¨Pronto va a venir esa burbujita loca a buscarnos…¨ pero la burbujita no venía… y Chocha le decía: ¨es que tenemos que estar en el agua, imaginarnos en una gran bañadera, ¿te acordás Delfi? ¨

‘ay, si si… claro la bañadera ahí vamos,’ cerraron los ojos y haciendo fuerza se imaginaban dentro de la bañera… y al abrirlos, seguían en su cuarto!!!!

Cuando Chocha dice: ¨ ¿Probemos con los pases mágicos? ¨

¿Cuáles son tus pases mágicos para concentrarte, alguien se acuerda? ¡Música Maestro!

 1) Swiching Delfi se acordó del encendido que su hermano Dante una vez le había mostrado. Rápido hizo sus pases mágicos…Arriba los brazos cruzados activando las cejas, y activando las orejas, ¡¡y por encima y debajo de la boca… con los meñiques… bravo!!

¡¡¡Y casi casi… pero todavía… nooooo!!! más pases mágicos…Chocha, más… equilibremos las cabezas.

2) Y hicieron los movimientos del kriya para los hemisferios cerebrales…. Ahora Delfi estaba reconcentrada… sentía su cuerpo irradiar luz… y así, de repente, apareció la gran burbuja bailarina, que iba envolviendo su cuerpo y abriendo su gran puerta, ¡¡¡las invitó a entrar en su panza!!!

Canción: una burbujita loca 

Lo habían logrado, estaban volando y bailaban de alegría… veían de arriba su cuarto con los juguetes en el piso… y su hermano haciendo la tarea… su mamá cocinando… su papá… ah, ya estaban volando. En el aire puro volamos…

¿Adónde irían esta vez?

¡¡Esta vez había otros niñes también cada uno volando y bailando en sus burbujas, era un gran encuentro: salían todos a festejar que era el Día de la Tierra!

Y todes querían ir a encontrarse con los niñes que vivían en las amazonas… Habían escuchado que allí existía una tribu que se llamaban los Zoes, ellos sabían hacerse transparentes y por eso casi nadie los conocía. Para verlos uno tenía que estar muy muy puro, como la nieve o la espuma del mar…

Todes los niñes viajaron volando por encima de ciudades, departamentos altos, pueblitos, escuelas, y muchas montañas mientras cantaban y las burbujitas los llevaban por todos lados.

¿Qué más veían en el camino?

Luego de mucho volar, las burbujitas pararon a los pies de la Montaña Mágica, Kailash de los Andes. Había que subir esta montaña mágica para alcanzar la frecuencia de Amor de los Zoes y lograr verlos… Les niñes se prepararon para la travesía. ¿Que llevaban en sus mochilas?

3) Y comenzaron a cantar: Subo la Montaña más cerca del cielo, cierro los ojos y siento que vuelo, subo la montaña con fuerza y vigor, repito a cada paso, Yo Soy Yo Soy Yo Soy…

¡Ay! gritaba Chocha al ver la nieve blanca que se acercaba y Delfi la abrazaba más fuerte para que estuviera calentita. Cantaban…soñando que escalaban alto¿Subiste una montaña?

Al llegar a la cima de en los preciosos Andes se encontraron con un montón de águilas volando.

4) En la cima los niñes volaban jugando a ser Pájaros con ellas,arriba y abajo volando y cantando: nunca nada falta la tierra todo da, cuanto más liviano más elevas.

Delfi se acordó lo que le habían enseñado en el Planeta Esmeralda: ¡lo bueno de no acumular, ni muchos juguetes, ni ropa, nada que uno no necesite… y pensó que cuando volviera iba a ordenar otra vez su cuarto!

¿Vos tenés algunos juguetes o ropita para regalar?

El águila volaba más y más cerca. Había que saltar de la montaña y confiar que el águila mágica las sostendría. ¿Te animas a saltar? Delfi cerrando los ojos agarró a Chocha fuertemente y saltooooooo. Vino el águila divina a recogerlas y todos les niñes volaron desde la cima cada uno en su águila mágica hasta el Bosque donde los Zoes vivían.

5Atravesaron bosques y veían los nidos con pichoncitos desde arriba…El águila les dejó a los pies de un gran Árbol. (postura y canción del árbol)

Ärboles somos arboles… árboles que bailan con el viento, me voy adentro, bien adentro, hasta encontrarte.

Luego el bosque se abrió y apareció un gran rio de aguas transparente y turquesas, con piedras rosas y magentas. Allí, cerca del rio, vieron muchos monos jugando y haciendo piruetas. ¡Todes al Agua!

6) ¡Jugamos que somos Monos! grito Delfi, saltando cantaron: levanto un hombro, levanto el otro, levanto los dos y me río con vos…Mientras reía un montón de niñes comenzaron a acercársele…Tenían cuerpos de mucha luz y estaban pintados con muchos colores radiantes… Delfi se quedó mirándolos hasta que empezaron a reírse con sus movimientos de mona. ¡¡¡Eran los Zoes y podían verlos!!! Llenos de alegría cantaron todos juntos: Círculos con danzas, abriendo corazones. Tambores que cantan, elevando canciones. Círculos de fuego, círculos de Paz, círculos de juegos, circulo es amar…

Luego de cantar y saltar formando una gran ronda los niñes de la tribu Zoes les invitaron a visitar su aldea. Había que cruzar el rio… ¿Te gusta tocar los tambores?

7)  A la orilla del rio aparecieron muchos Cocodrilos… Delfi los miró y enseguida la abrazó fuerte a Chocha metiéndose dentro de su burbuja de luz. Uno de los niñes enseguida le dio la mano a Delfi ya que percibió su miedito y les mostró que estos cocodrilos eran muy tranquilos, y que si uno no los molesta ellos tampoco molestarían… y comenzaron a cantar: Yo soy un cocodrilo que respiro y que respiro…Así todos cantando a la orilla del rio se relajaron de tanto saltar como monos…hasta volver a bote.

¿Pudiste sentir tu ombligo empujando la tierra cuando el aire entraba a tu panza?

8) Remamos remamos a dónde vamos? A remar… y…¡¡¡Que divertidos que eran los Zoe!!!

9) Les niñes se acercaban a la Aldea. Allí estaban preparando la comida y cantaban mientras Revolvían: Revuelvo para un lado, revuelvo, revuelvo, revuelvo para el otro, ¡revuelvo y vuelvo!

¿Mmmm que estamos cocinando, cual es tu comida favorita? ¿Y la de los Zoes?

10) Despues todes los niñes jugaban a que eran las Mesas donde iban a comer mientras cantaban la canción de la mesa: Mesa tu cuerpo bien asentado, manos y pies bien estirados… mesas de pasto maderas metal, mesas de risas, cosquillas y pan… y se llenaba de risas… ¡A reír!!!! Y hacían la caminata de las mesas.

Luego, una abuelita mamacha tuvo la idea de preparar un tecito de menta y para eso había que ir al…

11) ¡Molino, a buscar agua! Delfi salió corriendo descalza y libre con las otras niñas más grandes hacia el molino mientras cantaban: Molino que te mueves con las caricias del viento… molino que cantas abrazando el silencio… sopla viento sopla…Postura del Molino, para los dos lados.

12) y hasta los Grillos llegaron a cantar con ellos: Grillito escondido de amor de rocío…Postura del grillo.

¿Te gusta escuchar los grillitos en la noche? ¿Y los sapos?

13) Después del rico té miraron al cielo y salió la Luna!! luna para un lado y luna para el otro y a barrer la cabeza con la canción de la luna: Luna llena, media luna, que me cuida que me acuna…Acunándose se quedaron casi dormidas.

Y mientras las burbujitas comenzaban a prepararse para regresar a casa todos los seres de la tribu de les Zoes les cantaron la hermosa canción de la Tierra mientras les regalaban una danza.

¿Te gusta mirar la luna? ¿Y el sol al atardecer?

14) Honrar la tierra, los seres de la Aldea Zoe les cantaron mientras la burbujita se elevaba con Delfi y Chocha en su panza…y todes los otres niñes adentro de sus burbujitas comenzaban a flotar.

¿Qué podemos hacer para cuidar a todos los seres que viven en la tierra?

15) y volando esparcían pétalos de rosas por los lugares donde pasaban. Recorrieron el rio con los cocodrilos y los llenaron de pétalos, el bosque y todos los monitos y los llenaron de pétalos, pasaron la gran montaña mágica Kailash con su pico nevado y las águilas volando en su cima y los llenaron de pétalos y del otro lado vieron otros pueblos… y los llenaban de pétalos de rosas, otras casitas…y edificios altos con departamentos, escuelas, hospitales… todo lo iban llenando de pétalos de amor…. Hasta llegar cada uno a su casa y Delfi a su gran bañadera de Paz… donde la burbujita abrió la puerta mágica en su panza para que bajaran y despidiéndose, se fue volando en el aire puro de Dios.

Delfi abrió sus ojos, Chocha estaba sonriente, y abrazándola fuerte le agradeció por ser su acompañante fiel de aventuras, y muy feliz, se quedó dormida.