Delfina aprende el Saludo al Sol

_¡¡¡Vamos Chocha, a despertarse!!!

_Hoy soñé que venía la Burbujita a buscarnos, y nos llevaba a un Planeta con un Príncipe muy especial, tenemos que estar listas.

_MMMm, decía Chocha calentita desde la cama… todavía ni salió el sol!

_Por eso mismo, hoy soñé que venía antes que salga el sol, ¡nos quiere mostrar un amanecer!

Y mientras Delfi se cambiaba el pijama y la peinaba a Chocha de repente luego de hacer los pases mágicos, sintió una gran luz en su cuerpo y percibió el amor de su burbujita que la buscaba.

Cerrando los ojos, saltó a su panza con Chocha de la mano y comenzaron a elevarse, danzando en el aire.

1) Una burbujita loca se escapó del jabón…. Ay burbujita loca me llevas con vos, en el aire puro volamos, en el aire puro de Dios…y bailaron y bailaron hasta subir y subir…

Ya habían salido de la órbita del planeta… Ahora podían ver la tierra tan linda desde la distancia… y la Burbujita las llevó cerca del Sol, a un Planeta que era muy pequeño, donde justo un Principito visitaba a un Señor Farolero. El Principito que hablaba con las rosas y los zorros,¿te acordás del Principito?

Y allí, en ese pequeño y hermosísimo Planeta, Delfi, Chocha y amiges, se encontraron con el Principito que les enseñó esta canción, mientras salía el sol:

2) ¨Hola cielo, hola Tierra, hola Horizonte.

Y salta la Rana, llega la Cobra y sube la Montaña, sube la Montaña, sube la Montaña.

Y salta la Rana, mira el Horizonte y mira sus pies, saltando otra vez…

Hola cielo, Hola sol, en mi corazón, puro puro Amor…¨

Todos realizaron varios saludos al sol mientras cantaban su nueva canción. ¡Y el amanecer sucedía! Luego caminaban un poquito para atrás con las indicaciones muy prolijas del Principito y saludaban otra vez… así podían ver el amanecer de vuelta… Varias y varias veces hicieron lo mismo. Delfi ya no sabía cuántos amaneceres había visto, estaba alucinada!

Y el Señor Farolero, quien tenía la misión de en las noches prender el farol, corría rápidamente escapándose del sol. Cada un minuto lo prendía y lo apagaba cuando amanecía… así de chiquito era el Planeta, ¡un dia duraba un minuto! ¿Te imaginas?

¿A veces te parece que el tiempo pasa muy rápido o muuyyyy leeentttoooooo?

El Principito les contó a Delfi, a Chocha y a todos los presentes, el significado de la Rana, de la Cobra, de la Montaña y del Horizonte.

Se paró muy solemnemente, como sintiendo el YO SOY y con una vocecita aguda y tierna les dijo:

3)_La Rana es un símbolo de la Verdad y siempre está lista para ayudar. ¿Se acuerdan el cuento del Rey y la ranita con el árbol de roble? Así es la Rana, no tiene nada que ocultar y saltando por la vida va, liviana y feliz, hasta llega a ser la Emperatriz. Que es Soberana de ella misma.

(ahora todos estaban saltando como Ranas y croak croak)

¿Sentis que sos como la ranita liviana que no oculta nada?

4) _La Cobra por otro lado, enseña a dejar ir lo viejo, a transformar y saber soltar hasta la piel y volver llena de energía. Ella muestra el poder del Soltar. Sacarse la ropa vieja… ¿o vas a poner la ropa nueva encima? Lo que no te de alegría, lo sueltas, das vuelta la página…y haces otro dibujo.

(y realizaban la Cobra, mirando para un lado y para el otro haciendo su sonido de zzzzzzzz)

¿Podes dejar algo que no te gusta o te lo acordas una y otra vez?

El Principito hablaba muy serio mientras todos escuchaban…

_Lo que pocos saben, es que a la cobra le encanta comerse a la rana… y esto sucede cuando uno no logra saltar de verdad en verdad… y se queda achanchado en las aguas turbias… así llega la cobra y en vez de subir la Montaña de la confianza, se come la rana que no salta, sino que se arrastra…y hace todo como y cuando le conviene. La rana que especula es la rana que no salta, y parece más un Sapo que una rana, ¿se acuerdan del Sapo que no abrazaba y quería ser dueño de luna? ¡Así!

¿Sabes que significa no especular?

5) _La Montaña significa la confianza en Uno mismos. Es el YO SOY… Si la cobra se come la rana, no puede subir a la cima del YO SOY confiando y se queda en el barro pesada.

En cambio, si la rana salta, la cobra sube la montaña llamada por el sol y así, se encuentra con el Horizonte interior.

_EL Horizonte, es hacia donde todos vamos… es el nuevo mundo de Amor y Luz en nuestros corazones.

¿Cuál es tu horizonte, sabes?

Diciendo esto, el Principito movió su Capa Roja, se acomodó sus botitas azules y les dijo a todos que ahora se tenía que ir a regar su Rosa. Que estaba feliz y los volvería a ver muy pronto, tal vez, en el próximo amanecer, y en un abrir y cerra de ojos, se fué.

Chocha se abrazó con Delfina… tan emocionada que estaban de haber visto a aquel niño de las estrellas.

Ahora el sol brillaba fuerte, y la burbujita las llevó nuevamente a casa. Se despidieron de todos los invitados de aquel pequeño planeta y volaron en silencio regalando pétalos de rosas a todos los lugares por donde pasaban.